BCIE - Banco Centroamericano de Integración Económica

           

Menu

BCIE comprometido con la sostenibilidad ambiental y la reducción de vulnerabilidad de Centroamérica

31.01.2019 17:08       Noticias    Antigüedad: 79 days

Liderazgo del Banco se traduce en enfrentar desafíos ambientales e incrementar resiliencia de Centroamérica. El BCIE ha incorporado a su estrategia institucional objetivos de desarrollo sostenible.

Tegucigalpa, 31 de enero de 2019 (AFP SERVICES/BCIE). El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) defiende y conserva el patrimonio ambiental y cultural de sus países miembros en cumplimiento del marco de la visión institucional de responsabilidad social que mantiene desde su fundación.

La firme determinación del Banco se plasmó en su Política Ambiental y Social, así como su Estrategia Institucional 2015-2019, que definió a la sostenibilidad ambiental como su importante eje transversal para reducir la vulnerabilidad de Centroamérica a los desastres asociados a los efectos del cambio climático. Es por eso que la institución concibe el eje de sostenibilidad ambiental como transverso a todas sus operaciones.

Previamente en abril de 2016, la Asamblea de Gobernadores aprobó la Declaración de Compromiso del BCIE para Promover y Apoyar las Acciones de Financiamiento para la Adaptación y Mitigación al Cambio Climático.

Liderazgo en desafío ambiental
La Declaración constituye el liderazgo institucional del BCIE en canalizar recursos financieros para que los países enfrenten en mejores condiciones los desafíos ambientales y mejoren la resiliencia de sus habitantes. Tiene el objetivo fundamental de reducir y segregar los residuos que genera el BCIE en el uso de los recursos de manera sostenible.

Derivado del Sistema de Responsabilidad Ambiental y Social Corporativa la institución, ha adoptado buenas prácticas ambientales para evitar y minimizar los impactos adversos directos de sus instalaciones y en su operación diaria para promover la sostenibilidad ambiental en su entorno inmediato.

En tal sentido, la institución se dedica a aplicar criterios de ahorro energético y utiliza eficientemente el agua. Promueve también la adquisición de bienes y servicios amigables con el medioambiente, elabora y difunde programas de formación, sensibilización y motivación ambiental, y mejora continuamente su desempeño con el entorno. El Banco garantiza que los esfuerzos desplegados en el desarrollo social, la competitividad y la integración sean viables ambientalmente en el mediano y largo plazo.

En el aspecto social el BCIE ha adoptado buenas prácticas con colaboradores, proveedores y las comunidades para minimizar los impactos adversos que eventualmente pueden registrarse en Centroamérica, mediante un conjunto de proyectos de inversión social que priorizan los temas de salud, educación y desarrollo humano.  

Pioneros en prácticas de ecoeficiencia
Las fuentes de consumo de agua, energía, papel, zonas verdes, acceso de transporte, medios alternos y reciclaje de las instalaciones del BCIE en Honduras están alineadas a la eficiencia amigable con el medioambiente.

En el edificio sede, diseñado y certificado con normas internacionales, se disminuyó el consumo de energía eléctrica no renovable en 20.000 kilovatios por hora y de agua en 183 metros cúbicos, respecto a 2017. Genera además 374.780 kilovatios por hora mediante un sistema fotovoltaico situado en las azoteas. Asimismo, se bajó el uso de papel en 56 resmas respecto a hace un año y los residuos orgánicos generados en las cocinetas y la cafetería son procesados en 100 por ciento.

Lo que ocurre en la sede se extiende gradual y exitosamente al resto de las oficinas del BCIE en Centroamérica para transformarlas en sistemas sostenibles altamente eficientes. La tarea se realiza en El Salvador y Costa Rica. Por ejemplo, en San José, el edificio del Banco es certificado en carbono neutralidad. La actividad está en consonancia con la decisión histórica del gobierno costarricense de convertir el país en 2021 en un modelo de desarrollo con cero emisiones de gases de efecto invernadero.

Cada año se hacen análisis ambientales para que la huella de impacto ambiental del BCIE sea mínima y en esa loable actitud está involucrado todo el personal, que posee una inclaudicable motivación y consciencia de cuidar, junto a sus familias, el entorno.

Voluntariado del BCIE
Los voluntarios de cada oficina regional, también, dedican tiempo y esfuerzo en plantar árboles para compensar el rastro ambiental generado por el consumo de papel en las operaciones del Banco. Hasta la fecha han sembrado más de 17.000 árboles en zonas protegidas de Centroamérica ya que normalmente son parques y reservas. En el Salvador fortalecen las poblaciones costeras del Pacífico al conservar especies de tortugas marinas.
 
Los esfuerzos del BCIE están dirigidos a que Centroamérica sea una región del mundo amigable con la naturaleza en beneficio de las generaciones presentes y futuras. La institución está convencida de que todos son responsables del bien común.

Alianzas estratégicas
En continuidad a su compromiso, el Banco se ha acreditado ante el Fondo Verde del Clima, el Fondo de Adaptación como potenciales fuentes de cofinanciamiento para atender las necesidades de financiamiento en adaptación y mitigación. Como miembro fundador del Internacional Development Finance Club (IDFC), el BCIE apoya el desarrollo de sus países miembros con inversiones que contribuyan a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las agendas del Acuerdo Climático de París.