El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) como aliado decisivo para Centroamérica tiene la misión de promover la integración económica y el desarrollo equilibrado y social de la región, que incluye a los países fundadores y los países regionales no fundadores, atendiendo y alineándose con los intereses de todos sus países miembros.

Como prueba de ello, cabe mencionar algunos proyectos dirigidos a mejorar el bienestar social de la región, como “El Programa Centroamericano de Vivienda y Desarrollo del Hábitat Sostenible” (VIDHAS), es un programa para el sector vivienda que financia programas y proyectos que tienen como objetivo mejorar la calidad de vida a través de las condiciones de la vivienda y su hábitat, el “Programa para la Reducción de la Pobreza y la Exclusión Económica y Social del BCIE” (PRPEES) surgió con el objetivo de financiar operaciones que atiendan directamente las necesidades de la población más pobre y vulnerable de sus territorios, los programas y proyectos aprobados en el marco del PRPEES se financian con recursos propios del BCIE en condiciones muy favorables. Adicionalmente, en el 2020, para afrontar mejor los efectos negativos causados por el COVID-19, el BCIE ha creado un Programa de Emergencia por un monto de US$ 2,360 millones para proporcionar recursos financieros para financiar operaciones de prevención, detección y tratamiento de COVID-19 y mitigación de su impacto económico en la región. De la mano con los objetivos arraigados del BCIE, en ayudar a mejorar la calidad de vida de los centroamericanos, en noviembre de 2020, Centroamérica fue golpeada masivamente por dos devastadores huracanes, ETA e IOTA, que originaron enormes daños en términos de infraestructura, pérdidas de cultivos y daños a la infraestructura habitacional de la región. Durante una cumbre de Presidentes centroamericanos realizada en la sede del BCIE en Honduras, el banco anunció la aprobación del “Programa Centroamericano de Reconstrucción Resiliente” en respuesta a emergencias por desastres naturales por un monto de US $ 2,500 millones, accesible a los países centroamericanos a solicitud de sus gobiernos. Estos recursos estarán orientados a financiar proyectos que aborden y prevengan desastres naturales en aras de la adaptación al cambio climático, para restaurar los medios de vida y crear oportunidades socioeconómicas en las comunidades afectadas.

En aras de continuar con proyectos orientados al sector social, el BCIE ha creado un Marco de Bonos Sociales que tiene como objetivo impulsar proyectos de desarrollo social mejorando la vida de los centroamericanos. El BCIE invierte sus recursos en proyectos que estimulan el desarrollo de la región centroamericana, con el objetivo de reducir la pobreza y la desigualdad, también pretende fortalecer la integración regional para la inclusión competitiva de sus países miembros en la economía global. Todas las actividades e iniciativas impulsadas por el Banco incorporan las mejores prácticas ambientales, sociales y sustentable, alineándose con la estrategia institucional del BCIE 2020-2024 a través de su eje de desarrollo humano e inclusión social y alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (“UN ODS”).

La estrategia institucional del BCIE es la guía para el Marco de Bonos Sociales y el camino que seguirá el banco para acompañar a los países centroamericanos en sus esfuerzos por lograr nuevas fases de desarrollo económico y mejores oportunidades para el bienestar humano. El BCIE es también el portal de la comunidad internacional para identificar con mayor claridad las posibilidades de acción en la región, de la mano con otros organismos multilaterales, países amigos y organizaciones de distinta naturaleza. Como se define en la misión del banco, el BCIE está firmemente comprometido en apoyar a la región centroamericana en la construcción de un futuro sostenible logrando un desarrollo económico y social más inclusivo.