Por tercer año consecutivo, BCIE recibe ratificación de su certificación en Gestión Ambiental para su edificio Sede

27/09/2021

El compromiso se manifiesta en la vida cotidiana de los colaboradores y está en proceso de extenderse a otras oficinas, como es el caso de El Salvador.

Tegucigalpa, 27 de septiembre de 2021. – Con el firme compromiso por cumplir con su responsabilidad ambiental y superando los retos de la nueva normalidad, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) ratificó por tercer año consecutivo la Certificación del Sistema de Gestión Ambiental -SGA- ISO 14001:2015, con cero inconformidades por el ente certificador, algo poco común en este tipo de procesos y que demuestra la madurez alcanzada por la institución. 

La ratificación de la Certificación del Sistema de Gestión Ambiental ISO 14001:2015 se otorgó luego de la auditoría de seguimiento a esta herramienta, que tiene como objetivo reducir los impactos ambientales en las actividades administrativas y operativas ejecutadas en el Edificio Sede. 

“Este logro es muy significativo porque reafirma el compromiso de nuestra institución en fomentar una gestión sostenible, dando ejemplo de la coherencia entre lo que promovemos y lo que vivimos, con acciones que reflejen en la práctica nuestra Política Ambiental y Social, así como la Estrategia Institucional”, afirmó el presidente ejecutivo del BCIE, Dr. Dante Mossi. 

En este período las actividades estuvieron sujetas a un momento atípico, debido a las condiciones generadas por la pandemia que provocó importantes cambios tanto en la forma de trabajo como en el acondicionamiento de las instalaciones dentro de estrictas normas de bioseguridad. 

Uno de los retos, bajo estas circunstancias, fue el alineamiento de los objetivos asumidos en el SGA que tienen que ver con consumos de agua, luz, generación de desechos y su ajuste en el año, en la medida que se aprendía a convivir con la pandemia.  

En este proceso ha sido determinante la participación de todos los miembros de la institución, especialmente, el respaldo de la alta dirección y el apoyo de cada colaborador que hacen posible la gestión eficiente de los recursos, al asumirla como una responsabilidad personal y voluntaria. 

«Recibimos esta noticia de la renovación de esta certificación con mucha alegría porque es el fruto de los esfuerzos institucionales que se han estado haciendo de manera constante. Creo que ha sido la constancia la que nos ha llevado a este nuevo resultado”, comentó la colaboradora Evelyn López de Vermont, quien se considera parte de esta iniciativa.  

EL COMPROMISO AMBIENTAL MAS ALLÁ DE LA SEDE DEL BCIE 

La certificación del edificio Sede como ambientalmente sostenible se enmarca dentro de la Política Ambiental y Social del BCIE, que establece los lineamientos que aseguran que las operaciones financiadas por el Banco y las actividades operativas para su propio funcionamiento, sean ambiental y socialmente sostenibles, contribuyendo a la reducción de emisiones de carbono y al fomento de la resiliencia al cambio climático. 

Es por eso que otro de los retos dentro del nuevo modelo laboral caracterizado por el teletrabajo ha sido la promoción para la vivencia del compromiso ambiental más allá de la Sede. Es decir, continuar con buenas prácticas para reducir y mitigar la huella ambiental en cualquier lugar donde cada uno se desenvuelve.   

“El esfuerzo institucional es de muchos años y nos lleva a tomar una conciencia personal y, por ende, a aplicarlo en todos los ámbitos de la vida, en el centro de trabajo, en la casa y a donde vayamos. En mi casa, por ejemplo, aprovechamos los residuos de alimentos para hacer abono casero para nuestras plantas y hemos visto los buenos efectos”, explicó López de Vermont. 

La satisfacción del logro lleva a un período de nuevos desafíos en la gestión de la certificación del SGA, que está muy próximo a ampliar su alcance a la oficina BCIE en El Salvador, que ya cuenta con una certificación LEED Gold (En energía) y posteriormente a sus demás instalaciones.  

Mientras se avanza en el proyecto se mantiene el reto de cumplir los objetivos del 2021, para continuar impactando de manera cotidiana en la región centroamericana a través del compromiso de sostenibilidad ambiental. 

Volver